Por qué no me quedo embarazada?

Hay muchas parejas que logran el embarazo a la primera, pero no es lo más habitual. Conseguir un embarazo no es tan fácil como parece, sobretodo si tenemos en cuenta que en cada relación hay un 25 por ciento de probabilidades de concebir.

Desde el momento en que una pareja decide tener hijos, lo normal es que pasen varios meses hasta conseguirlo. Pero mientras ese momento llega, es inevitable preguntarse ¿por qué no me quedo embarazada?. Hablaremos de las claves para lograr el embarazo, los motivos que pueden interferir y qué hacer ante el embarazo que no llega.
Saber reconocer tu período fértil

El principal motivo por el cual la mujer no logra el embarazo es por no saber reconocer sus días fértiles. La concepción es un instante mágico en el que deben coincidir múltiples factores. Las condiciones deben ser las adecuadas para se produzca la ovulación, el espermatozoide fertilice al óvulo maduro, éste comience a desarrollarse, anide en el útero y prospere el embarazo.

Para que esto se produzca se deben tener relaciones en el período fértil de la mujer, sino es imposible que se produzca el embarazo. Por tanto es primordial conocer los días fértiles para quedarse embarazada, es decir reconocer el período de ovulación.

La ovulación es el proceso de emisión del óvulo tras la formación de un folículo ovárico. Se produce en los días centrales del ciclo menstrual, que dependiendo de cada mujer, tiene una duración normal de 23 a 35 días. Si tomamos el primer día de la menstruación, en la mayoría de las mujeres la ovulación se produce entre el día 12 y el día 16 del ciclo femenino.

Si bien el proceso de ovulación dura dos o tres días, también es posible quedar embarazada si se tienen relaciones los días anteriores. El esperma permanece vivo dentro del cuerpo de la mujer entre 48 y 72 horas, por tanto si se han tenido relaciones dos o tres días antes de que se produzca la ovulación, el espermatozoide puede estar esperando al óvulo y fecundarlo.

Para que lleves un mejor control de tu ciclo puedes apuntar los días que ha comenzado tu regla y has tenido relaciones en esta tabla de ovulación.

También puedes recurrir a métodos naturales como el método sintotérmico de fertilidad, que consiste en tomar la temperatura basal de la mujer para reconocer el momento de la ovulación, o el método Billings a través de la observación de las secreciones vaginales.

Si no quieres estar pendiente de tomarte la temperatura ni observar el flujo vaginal, puedes utilizar un test de ovulación que detectará en la orina la mayor concentración de hormona luteinizante (LH) que se produce 24-36 horas antes de la ovulación.

Leave Comment